Recetas de cócteles, licores y bares locales

Los investigadores descubren la explicación científica de las gafas de cerveza

Los investigadores descubren la explicación científica de las gafas de cerveza


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los científicos descubrieron que el alcohol aumenta nuestra capacidad para reconocer caras felices y disminuye la aversión al comportamiento sexual.

Culpa a la neurociencia después de tu próxima noche de libertinaje.

Un tequila, dos tequila, tres tequila… más malas decisiones. Los científicos han descubierto la explicación neuroquímica detrás de las "gafas de cerveza", también conocida como la disminución de las inhibiciones después de beber grandes cantidades de alcohol.

Una investigación reciente del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología sugirió que beber alcohol afectaba nuestra capacidad para percibir las emociones de otras personas y nos permitía ver el material sexualmente explícito de una manera más positiva, especialmente para las mujeres. En otras palabras, después de unos cuantos cócteles, es más probable que note y responda a las caras felices y disminuya sus inhibiciones sexuales.

"Estos efectos del alcohol en la cognición social probablemente mejoren la sociabilidad", explicó el investigador principal, el profesor Matthias Liechti.

El estudio reclutó a 60 hombres y mujeres de entre 18 y 50 años; la mitad del grupo recibió la mitad de una cerveza y el resto recibió una cerveza entera. Luego, los investigadores registraron el reconocimiento facial, la empatía y la excitación sexual. Los niveles de oxitocina y excitación estaban sorprendentemente estancados, pero los niveles de reconocimiento facial fueron los que más cambiaron. Los sujetos que bebieron una cerveza entera pudieron reconocer las caras felices más rápido, y las mujeres pudieron ver contenido sexualmente explícito con mayor facilidad.

La conclusión es algo que sospechábamos desde el principio: "El alcohol es un lubricante social y el uso moderado hace que la gente sea más feliz", dijo el colega de Liechti, el profesor Wim van den Brink.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, que voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo con filo de cuchillo) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "buscar mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, quien voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo con filo de cuchillo) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "búsqueda mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, que voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo al filo de la navaja) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "búsqueda mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, que voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo al filo de la navaja) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "búsqueda mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, quien voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo con filo de cuchillo) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "búsqueda mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. Vamos a dar una vuelta.

El mes pasado, la Marina de los Estados Unidos confirmó que tres videos de fenómenos aéreos no identificados (UAP) tomados por pilotos de aviones hace unos años son realmente auténticos. (Tenga en cuenta que no estamos diciendo "objeto volador no identificado" u OVNI). Esto significa que los videos pasaron por el ejército de los EE. UU., Por lo que se puede suponer que no se han generado ni alterado por computadora.

Tres clips denominados "FLIR1", "Gimbal" y "Go Fast" muestran dos encuentros entre aviones de la Marina y UAP. El objeto fue rastreado por Raytheon US: RTN AN / ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared Pod (ATFLIR) de la aeronave, y en los tres videos, realizó maniobras que no se pueden ejecutar con la tecnología de aviación actual.

El comandante David Fravor, quien voló uno de los aviones de combate en el video ("Gimbal"), describe el objeto como en forma de "Tic Tac", de 40 pies de largo, sin alas, escape o propulsión perceptible. Después de algunas maniobras, el objeto terminó flotando sobre el agua. Momentos después, ascendió rápidamente a 12.000 pies y finalmente aceleró a una velocidad que el comandante sugirió que estaba "muy por encima de la supersónica".

Fuerzas G insostenibles

Cuando se le preguntó si un piloto humano podría sobrevivir a tal aceleración en un avión moderno, Fravor respondió con un rotundo "no". Una aceleración de esa magnitud causaría estragos en el cuerpo humano: huesos rotos, desplazamiento de órganos, rotura de vasos sanguíneos e incluso la muerte ocurriría cuando el cuerpo fuera aplastado con fuerzas G que no podría soportar.

Pero consideremos por un segundo que el misterioso objeto en cuestión estaba tripulado por un piloto humano. En ese caso, el vehículo tendría que estar equipado con la tecnología capaz de reducir la masa inercial del objeto generando ondas de gravedad para reducir las fuerzas G durante la aceleración.

Patente azul marino

Quizás esto podría lograrse si la capa exterior de la nave se convirtiera en una pared de la cavidad llena de gas, que vibraría gracias a los emisores de microondas. Esta descripción fue tomada de una patente que la Marina de los EE. UU. Solicitó en 2016, que dice que una nave tan peculiar podría moverse con gran facilidad a través del aire, el espacio o el agua al estar encerrada en una burbuja o vaina de plasma al vacío.

Ese podría ser el UAP que vio Fravor durante su vuelo documentado. La tecnología de manipulación de la gravedad en juego podría explicar cómo la nave pudo realizar sin esfuerzo ciertas maniobras, como girar repentinamente hacia los lados sin perder altitud (también conocido como vuelo al filo de la navaja) en el video FLIR1, o cambiar rápidamente la dirección en vuelo sin inercia visible.

Si bien la patente de la misteriosa nave fue aprobada el año pasado, no hay indicios de que haya sido construida o probada. Por otra parte, es difícil imaginar que un avión militar equipado con este tipo de tecnología reciba publicidad.

Lanzamiento accidental

Si de hecho era esta nave en el video, fue construida y probada antes de la solicitud de patente. Sin embargo, podría ser que el gato se saliera de la bolsa. Esa podría ser la razón por la que la Marina reconoció a regañadientes la autenticidad de las imágenes, al tiempo que destacó que no estaba autorizada para su divulgación pública.

Hasta ahora, las piezas del rompecabezas parecen encajar en su lugar. Por otra parte, alrededor de la marca 1:17 en el video de arriba, un piloto dice: "Hay una flota completa de ellos. Mira el ASA ". Lo más probable es que ASA sea AESA, la función de "buscar mientras rastrea" del radar APG-79 que le permite seguir múltiples objetivos sin degradar su capacidad de búsqueda. Tener una nave experimental expuesta durante una misión es un evento probable, pero ¿qué pasa con toda una flota?

Dos explicaciones

Tenemos dos posibilidades: primero, había más de un avión misterioso en la ubicación, pero es poco probable que alguno de ellos fuera nuestro vehículo patentado.

Otra explicación podría ser que debido a la vaina de vacío u otro tipo de tecnología furtiva que rodea al UAP, el radar informó erróneamente de múltiples bogies, donde de hecho solo había uno.

Eso también explicaría por qué el piloto tuvo dificultades para fijar el objetivo en los videos "FLIR1" y "Go Fast". La velocidad también debe haber influido. Los médicos tienen un dicho: las cosas comunes son comunes. Si parece un pato, nada como un pato y grazna como un pato, entonces probablemente es un pato.

Entonces, ¿qué crees que es más probable? ¿Un avión experimental de la Armada, descubierto inadvertidamente por pilotos, o un OVNI alienígena? Mi apuesta está en la última patente de la Marina, pero estoy abierto a sugerencias. Compártelos en la sección de comentarios a continuación. Puede quitarse el sombrero de papel de aluminio ahora.


Opinión: Aquí hay una explicación creíble de esos videos de ovnis publicados por la Marina.

Un fotograma del video de la Marina de los EE. UU. De un fenómeno aéreo no identificado (UAP), confirmado en septiembre.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Ponga la música de “The X-Files” y póngase sus sombreros de papel de aluminio. We’re going for a ride.

Last month the U.S. Navy confirmed that three videos of unidentified aerial phenomena (UAP) taken by airplane pilots a few years ago are indeed authentic. (Notice we’re not saying “unidentified flying object,” or UFO.) This means the videos went through the U.S. military, so it can be assumed they have not been computer-generated or altered.

Three clips dubbed “FLIR1,” “Gimbal” and “Go Fast” show two encounters between Navy aircraft and UAP. The object was tracked by the aircraft’s Raytheon US:RTN AN/ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared (ATFLIR) Pod, and in all three videos, it performed maneuvers that cannot be executed using current aviation technology.

Commander David Fravor, who flew one of the fighters in the video (“Gimbal”), describes the object as “Tic Tac”-shaped, 40-feet long, with no wings, exhaust or discernible propulsion. After some maneuvering, the object ended up hovering above the water. Moments later, it rapidly ascended to 12,000 feet and finally accelerated away at a speed the commander suggested was “well above supersonic.”

Unsustainable G-forces

When asked if a human pilot could survive such an acceleration in a modern aircraft, Fravor responded with a resounding “no.” Acceleration of that magnitude would wreak havoc on the human body: broken bones, shifting of organs, burst blood vessels and even death would occur as the body was crushed with G-forces it could not withstand.

But let’s consider for a second that the mysterious object in question was manned by a human pilot. In that case, the vehicle would have to be equipped with the technology capable of reducing the inertial mass of the object by generating gravity waves to reduce G-forces during acceleration.

Navy patent

Perhaps this could be achieved if the outer shell of the craft were turned into a cavity wall filled with gas, which would vibrate thanks to microwave emitters. This description was taken from a patent the U.S. Navy applied for in 2016, which says such a peculiar craft could move with great ease through air, space or water by being enclosed in a vacuum plasma bubble or sheath.

That could be the UAP that Fravor saw during his documented flight. Gravity manipulating tech at play could explain how the craft was able to effortlessly perform certain maneuvers such as suddenly turning sideways without losing altitude (aka knife-edge flight) in the FLIR1 video, or rapidly changing in-flight direction without visible inertia.

While the patent for the mysterious craft was approved last year, there is no indication that it was built or tested. Then again, it’s hard to imagine that a military aircraft equipped with this kind of technology would get any publicity.

Accidental release

If it indeed was this craft in the video, it was built and tested prior to the patent application. However, it could be that the cat got out of the bag. That could be why the Navy reluctantly acknowledged the authenticity of the footage, while also outlining that it wasn’t cleared for public release.

So far, the pieces of the puzzle seem to be falling into place. Then again, at about the 1:17 mark in the video above, one pilot says: “There’s a whole fleet of them. Look on the ASA.” ASA is most likely AESA, the APG-79 radar’s “search while track” feature that enables it to follow multiple targets without degradation to its search capability. Having one experimental craft exposed during a mission is a likely event, but what about a whole fleet?

Two explanations

We have two possibilities: First, there was more than one mysterious aircraft at the location, but it’s unlikely any of them was our patented vehicle.

Another explanation could be that because of the vacuum sheath or another type of stealth technology surrounding the UAP, radar erroneously reported multiple bogies, where in fact there was only one.

That would also explain why the pilot had a hard time locking on to the target in “FLIR1” and “Go Fast” videos. The speed must have played a role as well. Clinicians have a saying: Common things are common. If it looks like a duck, swims like a duck and quacks like a duck, then it probably es a duck.

So what do you think is more likely? A Navy experimental aircraft, inadvertently uncovered by pilots, or an alien UFO? My bet is on the latest Navy patent, but I’m open to suggestions. Please share them in the comment section below. You can take your tinfoil hat off now.


Opinion: Here’s a believable explanation of those UFO videos released by the Navy

A frame from the U.S. Navy’s video of an unidentified aerial phenomena (UAP), confirmed in September.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Cue “The X-Files” music and put on your tinfoil hats. We’re going for a ride.

Last month the U.S. Navy confirmed that three videos of unidentified aerial phenomena (UAP) taken by airplane pilots a few years ago are indeed authentic. (Notice we’re not saying “unidentified flying object,” or UFO.) This means the videos went through the U.S. military, so it can be assumed they have not been computer-generated or altered.

Three clips dubbed “FLIR1,” “Gimbal” and “Go Fast” show two encounters between Navy aircraft and UAP. The object was tracked by the aircraft’s Raytheon US:RTN AN/ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared (ATFLIR) Pod, and in all three videos, it performed maneuvers that cannot be executed using current aviation technology.

Commander David Fravor, who flew one of the fighters in the video (“Gimbal”), describes the object as “Tic Tac”-shaped, 40-feet long, with no wings, exhaust or discernible propulsion. After some maneuvering, the object ended up hovering above the water. Moments later, it rapidly ascended to 12,000 feet and finally accelerated away at a speed the commander suggested was “well above supersonic.”

Unsustainable G-forces

When asked if a human pilot could survive such an acceleration in a modern aircraft, Fravor responded with a resounding “no.” Acceleration of that magnitude would wreak havoc on the human body: broken bones, shifting of organs, burst blood vessels and even death would occur as the body was crushed with G-forces it could not withstand.

But let’s consider for a second that the mysterious object in question was manned by a human pilot. In that case, the vehicle would have to be equipped with the technology capable of reducing the inertial mass of the object by generating gravity waves to reduce G-forces during acceleration.

Navy patent

Perhaps this could be achieved if the outer shell of the craft were turned into a cavity wall filled with gas, which would vibrate thanks to microwave emitters. This description was taken from a patent the U.S. Navy applied for in 2016, which says such a peculiar craft could move with great ease through air, space or water by being enclosed in a vacuum plasma bubble or sheath.

That could be the UAP that Fravor saw during his documented flight. Gravity manipulating tech at play could explain how the craft was able to effortlessly perform certain maneuvers such as suddenly turning sideways without losing altitude (aka knife-edge flight) in the FLIR1 video, or rapidly changing in-flight direction without visible inertia.

While the patent for the mysterious craft was approved last year, there is no indication that it was built or tested. Then again, it’s hard to imagine that a military aircraft equipped with this kind of technology would get any publicity.

Accidental release

If it indeed was this craft in the video, it was built and tested prior to the patent application. However, it could be that the cat got out of the bag. That could be why the Navy reluctantly acknowledged the authenticity of the footage, while also outlining that it wasn’t cleared for public release.

So far, the pieces of the puzzle seem to be falling into place. Then again, at about the 1:17 mark in the video above, one pilot says: “There’s a whole fleet of them. Look on the ASA.” ASA is most likely AESA, the APG-79 radar’s “search while track” feature that enables it to follow multiple targets without degradation to its search capability. Having one experimental craft exposed during a mission is a likely event, but what about a whole fleet?

Two explanations

We have two possibilities: First, there was more than one mysterious aircraft at the location, but it’s unlikely any of them was our patented vehicle.

Another explanation could be that because of the vacuum sheath or another type of stealth technology surrounding the UAP, radar erroneously reported multiple bogies, where in fact there was only one.

That would also explain why the pilot had a hard time locking on to the target in “FLIR1” and “Go Fast” videos. The speed must have played a role as well. Clinicians have a saying: Common things are common. If it looks like a duck, swims like a duck and quacks like a duck, then it probably es a duck.

So what do you think is more likely? A Navy experimental aircraft, inadvertently uncovered by pilots, or an alien UFO? My bet is on the latest Navy patent, but I’m open to suggestions. Please share them in the comment section below. You can take your tinfoil hat off now.


Opinion: Here’s a believable explanation of those UFO videos released by the Navy

A frame from the U.S. Navy’s video of an unidentified aerial phenomena (UAP), confirmed in September.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Cue “The X-Files” music and put on your tinfoil hats. We’re going for a ride.

Last month the U.S. Navy confirmed that three videos of unidentified aerial phenomena (UAP) taken by airplane pilots a few years ago are indeed authentic. (Notice we’re not saying “unidentified flying object,” or UFO.) This means the videos went through the U.S. military, so it can be assumed they have not been computer-generated or altered.

Three clips dubbed “FLIR1,” “Gimbal” and “Go Fast” show two encounters between Navy aircraft and UAP. The object was tracked by the aircraft’s Raytheon US:RTN AN/ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared (ATFLIR) Pod, and in all three videos, it performed maneuvers that cannot be executed using current aviation technology.

Commander David Fravor, who flew one of the fighters in the video (“Gimbal”), describes the object as “Tic Tac”-shaped, 40-feet long, with no wings, exhaust or discernible propulsion. After some maneuvering, the object ended up hovering above the water. Moments later, it rapidly ascended to 12,000 feet and finally accelerated away at a speed the commander suggested was “well above supersonic.”

Unsustainable G-forces

When asked if a human pilot could survive such an acceleration in a modern aircraft, Fravor responded with a resounding “no.” Acceleration of that magnitude would wreak havoc on the human body: broken bones, shifting of organs, burst blood vessels and even death would occur as the body was crushed with G-forces it could not withstand.

But let’s consider for a second that the mysterious object in question was manned by a human pilot. In that case, the vehicle would have to be equipped with the technology capable of reducing the inertial mass of the object by generating gravity waves to reduce G-forces during acceleration.

Navy patent

Perhaps this could be achieved if the outer shell of the craft were turned into a cavity wall filled with gas, which would vibrate thanks to microwave emitters. This description was taken from a patent the U.S. Navy applied for in 2016, which says such a peculiar craft could move with great ease through air, space or water by being enclosed in a vacuum plasma bubble or sheath.

That could be the UAP that Fravor saw during his documented flight. Gravity manipulating tech at play could explain how the craft was able to effortlessly perform certain maneuvers such as suddenly turning sideways without losing altitude (aka knife-edge flight) in the FLIR1 video, or rapidly changing in-flight direction without visible inertia.

While the patent for the mysterious craft was approved last year, there is no indication that it was built or tested. Then again, it’s hard to imagine that a military aircraft equipped with this kind of technology would get any publicity.

Accidental release

If it indeed was this craft in the video, it was built and tested prior to the patent application. However, it could be that the cat got out of the bag. That could be why the Navy reluctantly acknowledged the authenticity of the footage, while also outlining that it wasn’t cleared for public release.

So far, the pieces of the puzzle seem to be falling into place. Then again, at about the 1:17 mark in the video above, one pilot says: “There’s a whole fleet of them. Look on the ASA.” ASA is most likely AESA, the APG-79 radar’s “search while track” feature that enables it to follow multiple targets without degradation to its search capability. Having one experimental craft exposed during a mission is a likely event, but what about a whole fleet?

Two explanations

We have two possibilities: First, there was more than one mysterious aircraft at the location, but it’s unlikely any of them was our patented vehicle.

Another explanation could be that because of the vacuum sheath or another type of stealth technology surrounding the UAP, radar erroneously reported multiple bogies, where in fact there was only one.

That would also explain why the pilot had a hard time locking on to the target in “FLIR1” and “Go Fast” videos. The speed must have played a role as well. Clinicians have a saying: Common things are common. If it looks like a duck, swims like a duck and quacks like a duck, then it probably es a duck.

So what do you think is more likely? A Navy experimental aircraft, inadvertently uncovered by pilots, or an alien UFO? My bet is on the latest Navy patent, but I’m open to suggestions. Please share them in the comment section below. You can take your tinfoil hat off now.


Opinion: Here’s a believable explanation of those UFO videos released by the Navy

A frame from the U.S. Navy’s video of an unidentified aerial phenomena (UAP), confirmed in September.

  • Icono de correo electrónico
  • Icono de facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Linkedin
  • Icono de Flipboard
  • Icono de impresión
  • Cambiar el tamaño del icono

Cue “The X-Files” music and put on your tinfoil hats. We’re going for a ride.

Last month the U.S. Navy confirmed that three videos of unidentified aerial phenomena (UAP) taken by airplane pilots a few years ago are indeed authentic. (Notice we’re not saying “unidentified flying object,” or UFO.) This means the videos went through the U.S. military, so it can be assumed they have not been computer-generated or altered.

Three clips dubbed “FLIR1,” “Gimbal” and “Go Fast” show two encounters between Navy aircraft and UAP. The object was tracked by the aircraft’s Raytheon US:RTN AN/ASQ-228 Advanced Targeting Forward-Looking Infrared (ATFLIR) Pod, and in all three videos, it performed maneuvers that cannot be executed using current aviation technology.

Commander David Fravor, who flew one of the fighters in the video (“Gimbal”), describes the object as “Tic Tac”-shaped, 40-feet long, with no wings, exhaust or discernible propulsion. After some maneuvering, the object ended up hovering above the water. Moments later, it rapidly ascended to 12,000 feet and finally accelerated away at a speed the commander suggested was “well above supersonic.”

Unsustainable G-forces

When asked if a human pilot could survive such an acceleration in a modern aircraft, Fravor responded with a resounding “no.” Acceleration of that magnitude would wreak havoc on the human body: broken bones, shifting of organs, burst blood vessels and even death would occur as the body was crushed with G-forces it could not withstand.

But let’s consider for a second that the mysterious object in question was manned by a human pilot. In that case, the vehicle would have to be equipped with the technology capable of reducing the inertial mass of the object by generating gravity waves to reduce G-forces during acceleration.

Navy patent

Perhaps this could be achieved if the outer shell of the craft were turned into a cavity wall filled with gas, which would vibrate thanks to microwave emitters. This description was taken from a patent the U.S. Navy applied for in 2016, which says such a peculiar craft could move with great ease through air, space or water by being enclosed in a vacuum plasma bubble or sheath.

That could be the UAP that Fravor saw during his documented flight. Gravity manipulating tech at play could explain how the craft was able to effortlessly perform certain maneuvers such as suddenly turning sideways without losing altitude (aka knife-edge flight) in the FLIR1 video, or rapidly changing in-flight direction without visible inertia.

While the patent for the mysterious craft was approved last year, there is no indication that it was built or tested. Then again, it’s hard to imagine that a military aircraft equipped with this kind of technology would get any publicity.

Accidental release

If it indeed was this craft in the video, it was built and tested prior to the patent application. However, it could be that the cat got out of the bag. That could be why the Navy reluctantly acknowledged the authenticity of the footage, while also outlining that it wasn’t cleared for public release.

So far, the pieces of the puzzle seem to be falling into place. Then again, at about the 1:17 mark in the video above, one pilot says: “There’s a whole fleet of them. Look on the ASA.” ASA is most likely AESA, the APG-79 radar’s “search while track” feature that enables it to follow multiple targets without degradation to its search capability. Having one experimental craft exposed during a mission is a likely event, but what about a whole fleet?

Two explanations

We have two possibilities: First, there was more than one mysterious aircraft at the location, but it’s unlikely any of them was our patented vehicle.

Another explanation could be that because of the vacuum sheath or another type of stealth technology surrounding the UAP, radar erroneously reported multiple bogies, where in fact there was only one.

That would also explain why the pilot had a hard time locking on to the target in “FLIR1” and “Go Fast” videos. The speed must have played a role as well. Clinicians have a saying: Common things are common. If it looks like a duck, swims like a duck and quacks like a duck, then it probably es a duck.

So what do you think is more likely? A Navy experimental aircraft, inadvertently uncovered by pilots, or an alien UFO? My bet is on the latest Navy patent, but I’m open to suggestions. Please share them in the comment section below. You can take your tinfoil hat off now.


Ver el vídeo: Los investigadores descubren los primeros signos de vida en las nubes de Venus! (Junio 2022).