Recetas de cócteles, licores y bares locales

Presentación de diapositivas de alimentos que estimulan el cerebro

Presentación de diapositivas de alimentos que estimulan el cerebro



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

IstockPhoto / ThinkStock

El pasto de trigo y otros alimentos como el brócoli, las bayas y las espinacas contienen antioxidantes que, como explica Kelly Aronica, son esenciales para la salud del cerebro porque lo protegen del daño de los radicales libres. Tenga en cuenta que para obtener los nutrientes del pasto de trigo, debe consumirse como jugo.

1. Hierba de trigo

IstockPhoto / ThinkStock

El pasto de trigo y otros alimentos como el brócoli, las bayas y las espinacas contienen antioxidantes que, como explica Kelly Aronica, son esenciales para la salud del cerebro porque lo protegen del daño de los radicales libres. Tenga en cuenta que para obtener los nutrientes del pasto de trigo, debe consumirse como jugo.

2. Aguacates

IstockPhoto / ThinkStock

Los alimentos como los aguacates o el aceite de oliva, que contienen grasas monoinsaturadas, pueden ayudar a minimizar la pérdida de memoria. Aronica nota un interesante estudio sobre la relación entre aceite de oliva y memoria en adultos mayores.

3. Salmón

IstockPhoto / ThinkStock

El salmón parece ser el súper pescado en estos días, con sus a menudo promocionados beneficios para la salud del corazón, pero los estudios también han demostrado que los ácidos grasos omega-3, que se encuentran en pescados como el salmón, pueden ayudar a mejorar las funciones de aprendizaje y memoria en el cerebro. Como explica Aronica, las grasas constituyen el 60 por ciento de la materia gris del cerebro, en particular el DHA, una grasa omega-3. "Comer pescado solo una vez a la semana puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer, y el salmón tiene la mayor cantidad de ácidos grasos omega-3". Para los vegetarianos, señala que los aceites vegetales como la linaza, la soja y la canola también son fuentes ricas en ácidos grasos.

4. Arándanos

IstockPhoto / ThinkStock

Debido al gran impulso detrás de los arándanos hace unos años, es un hecho conocido que los arándanos tienen un alto contenido de antioxidantes, que son esenciales para la salud general del cerebro.

5. Zanahorias

F1Online / ThinkStock

También se encuentran en las espinacas, los pimientos rojos y las calabazas de verano, las vitaminas B, según Aronica, ayudan a fabricar y liberar sustancias químicas en el cerebro conocidas como neurotransmisores. "El sistema nervioso se basa en neurotransmisores para comunicar mensajes dentro del cerebro, como los que regulan el estado de ánimo, el hambre y el sueño".

6. Yogur

IstockPhoto / ThinkStock

La vitamina B12, a menudo conocida como la "vitamina de la memoria", solo se encuentra naturalmente en los alimentos de origen animal, por lo que Aronica sugiere que los veganos deben tener cuidado al usar suplementos. Como ella explica, está integralmente involucrado en la función nerviosa y se encuentra en yogures, quesos, salmón, camarones y carne de res.

7. Espinaca o col rizada

IstockPhoto / ThinkStock

"Enumeraría las verduras de hoja verde oscura (la espinaca es probablemente mi mejor opción, o col rizada) como uno de los mejores alimentos para la salud del cerebro", dice Aronica. Ella explica que el enorme poder antioxidante es el principal beneficio para el cerebro, pero también son potencias en general en términos de contenido de vitaminas y minerales.

8. Té verde

El té verde no solo es una gran fuente de antioxidantes, sino que también proporciona una gran cantidad de cafeína, lo que es bueno para los bebedores de café convertido en té. Aronica agrega que la investigación ha demostrado que la cafeína mejora la función cognitiva, el enfoque y la concentración. El café y el chocolate también tienen antioxidantes, pero probablemente no sean una fuente tan fuerte como el té verde.

9. Huevos

Grupo de fotografía superior / ThinkStock

Con la evidencia contradictoria sobre las yemas de huevo (¿buenas para ti? ¿Malas para ti?), Aronica dice que para las funciones cerebrales, no deben ignorarse. La colina, un bloque de construcción del neurotransmisor acetilcolina del cerebro, está involucrado en la memoria y se encuentra en los huevos, específicamente en la yema.


Mantenga su mente ágil con estos alimentos que estimulan el cerebro

¿Sabía que comer los alimentos adecuados puede ayudar a evitar la disminución de la memoria y la cognición relacionada con la edad? La dieta MIND (intervención mediterránea-DASH para el retraso neurodegenerativo) que estimula el cerebro es rica en frutas y verduras, cereales integrales y aceites saludables. En estudios clínicos, se ha demostrado que este patrón de alimentación a base de plantas reduce significativamente el riesgo de la enfermedad de Alzheimer, que afecta a más de cinco millones de estadounidenses mayores de 65 años.

Siga estos sencillos consejos para ayudar a que su cerebro se mantenga en su mejor momento:

1. Bombee el producto

Las frutas y verduras son ricas en nutrientes como ácido fólico, flavonoides, carotenoides y antioxidantes que pueden mantener el cerebro y los vasos sanguíneos sanos. Un estudio encontró que las personas que consumían 2.8 porciones de vegetales al día reducían su tasa de deterioro cognitivo en aproximadamente un 40 por ciento en comparación con aquellas que consumían menos de una porción al día. ¿Suena bien? ¡Hay más! Otro estudio de más de 900 personas mayores reveló que aquellos que siguieron las recomendaciones de la dieta MIND redujeron de cerca su riesgo de desarrollar demencia en más del 50 por ciento.

Qué hacer: Trate de consumir al menos una porción diaria de verduras de hoja verde oscura, una porción de otro tipo de verduras y bayas al menos dos veces por semana.

2. Disfruta del vino tinto

Aquí hay uno que le encantará a muchas personas: una copa de vino al día puede reducir el riesgo de demencia. Un estudio publicado en JAMA encontró que entre casi 6,000 participantes adultos, aquellos que informaron beber de una a seis bebidas por semana tuvieron una reducción del 54% en el riesgo de desarrollar demencia en comparación con los abstemios. La clave es beber cantidades ligeras a moderadas, ya que el consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de daño cerebral relacionado con el alcohol.

Qué hacer: Disfrute hasta una copa de vino al día (el tinto tiene polifenoles más beneficiosos que el blanco). Para aquellos con antecedentes familiares de cáncer de mama, hable con su médico antes de beber alcohol para conocer sus beneficios para la salud.

3. Sea experto en grasas

A pesar de las tendencias recientes que enfatizan la mantequilla y el aceite de coco, las grasas saturadas que obstruyen las arterias que se encuentran en estos alimentos no solo son dañinas para el corazón, son malas para el cerebro y pueden aumentar el riesgo de deterioro neurológico. De hecho, un estudio encontró que las personas mayores que consumían la mayor cantidad de grasas saturadas tenían más del doble de riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. La buena noticia es que las grasas saludables, como las del pescado, los aguacates, las nueces y la mayoría de los aceites vegetales, pueden ayudar a reducir el riesgo de demencia.

Qué hacer: La dieta MIND recomienda al menos una porción de pescado a la semana, pero más puede ser incluso mejor. Elija aceites vegetales bajos en grasas saturadas, como canola, oliva y girasol, y limite los lácteos enteros, la mantequilla y los cortes grasos de carne roja.

4. Aumenta tu colina

¿No estás familiarizado con la colina? Debería estarlo si quiere mantener su cerebro alerta. La colina es un nutriente esencial que actúa como precursor del neurotransmisor acetilcolina, que es fundamental para la memoria. Las neuronas colinérgicas comprenden una parte importante de su cerebro y sistema nervioso. Según los estudios, aquellos con una mayor ingesta de colina tienen mejor memoria y cognición. Los datos muestran que aproximadamente 9 de cada 10 estadounidenses no cumplen con la IDR recomendada de 550 miligramos de colina por día.

Qué hacer: Aumente la colina en su dieta incorporando alimentos abundantes en colina como pescado graso, huevos enteros (la colina está en la yema), carne de res, aves, champiñones, leche y yogur.

5. Sea inteligente con respecto a los carbohidratos

Los cereales integrales, las frutas y las verduras sin almidón deben ser las principales fuentes de carbohidratos en su dieta. Limite los azúcares agregados como los que se encuentran en los productos horneados y otros dulces. Los azúcares agregados pueden aumentar su riesgo de aumento de peso y diabetes tipo 2, lo que, según las investigaciones, puede aumentar el riesgo de desarrollar demencia más adelante en la vida.

Qué hacer: Haga al menos la mitad de sus porciones de granos integrales y limite los azúcares agregados a no más del 10 por ciento de sus calorías totales, o alrededor de 200 calorías al día para las mujeres, 250 para los hombres.

Katherine Brooking es dietista registrada con una maestría en educación nutricional de la Universidad de Columbia. Ella se dedica a ayudar a las personas a tener una mejor salud y vivir vidas más ricas a través de una nutrición sólida y buenas elecciones de estilo de vida.

Más del blog de alimentación y fitness

¿Qué es la alimentación de "alto valor"?

La visión de un nutricionista de un enfoque de alimentación de "alto valor".

Legumbres: la gran proteína vegetal que ya está en su despensa

Nutricionalmente, las legumbres son difíciles de superar. Aprenda nuevas formas de integrarlos en su dieta.

Últimas publicaciones de blog en WebMD

¿Qué es la alimentación de "alto valor"?

La visión de un nutricionista de un enfoque de alimentación de "alto valor".

VIH: lo que desearía que la gente supiera

Lo que esta mujer que vive con el VIH desea que la gente entienda.

Importante: Las opiniones expresadas en los Blogs de WebMD son exclusivas del Usuario, que puede o no tener formación médica o científica. Estas opiniones no representan las opiniones de WebMD. Los blogs no son revisados ​​por un médico de WebMD ni por ningún miembro del personal editorial de WebMD por su precisión, equilibrio, objetividad o cualquier otra razón, excepto por el cumplimiento de nuestros Términos y Condiciones. Algunas de estas opiniones pueden contener información sobre tratamientos o usos de productos farmacéuticos que no han sido aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. WebMD no respalda ningún producto, servicio o tratamiento específico.

No considere los blogs de WebMD como un consejo médico. Nunca demore o ignore la búsqueda de asesoramiento médico profesional de su médico u otro proveedor de atención médica calificado debido a algo que haya leído en WebMD. Siempre debe hablar con su médico antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier parte prescrita de su plan de atención o tratamiento. WebMD comprende que leer experiencias individuales de la vida real puede ser un recurso útil, pero nunca sustituye el asesoramiento, el diagnóstico o el tratamiento médico profesional de un proveedor de atención médica calificado. Si cree que puede tener una emergencia médica, llame a su médico o marque el 911 de inmediato.


Los 5 mejores alimentos para estimular el cerebro que debería comer

Un cerebro bien alimentado es uno de sus mayores activos cuando se trata de su carrera. Crear un trabajo del que se sienta orgulloso, pensar con la mente clara y comunicarse de manera eficaz es fundamental para marcar su camino y construir su red. No es de extrañar que la dieta tenga un papel protagonista.

En su nuevo libro, Brain Food: La sorprendente ciencia de comer para el poder cognitivo (Avery / Penguin Random House), la Dra. Lisa Mosconi, PhD, INHC, Directora Asociada de la Clínica de Prevención de Alzheimer en Weill Cornell Medical College, destaca la conexión entre la dieta y la función cerebral y comparte consejos accesibles y prácticos para poner en práctica esa investigación .

Dra. Lisa Mosconi, PhD, INHC, autora de BRAIN FOOD: The Surprising Science of Eating for Cognitive. [+] Poder

Habla desde la experiencia profesional y personal. Cuando se mudó por primera vez a los Estados Unidos desde Italia a los 24 años, le sorprendió cómo el cambio de la dieta de estilo mediterráneo con la que creció a una dieta estadounidense estándar afectó negativamente su salud física y rendimiento laboral. La experiencia la llevó a estudiar más de cerca la nutrición y el vínculo entre la dieta y la salud del cerebro. En este extracto de una entrevista más larga, analiza los alimentos para el cerebro que debería comer.

Jessica Cording: ¿Qué importancia tiene la dieta para tu carrera?

Dra. Lisa Mosconi: La investigación lo deja claro: la dieta juega un papel claro y determinante en todos los aspectos de la función cerebral, literalmente dando forma a nuestros pensamientos, acciones, emociones y comportamientos. Si su trabajo depende de su cerebro, depende de su dieta.

Los estudios de secuenciación genómica y de imágenes médicas de próxima generación, incluido mi propio trabajo, han ayudado a revelar que algunos alimentos son neuroprotectores, protegiendo literalmente al cerebro de daños y respaldando la aptitud cognitiva a lo largo de la vida. Por el contrario, otros alimentos son dañinos para el cerebro, ralentizándonos en general, haciéndonos sentir lentos y cansados, mientras que al mismo tiempo aumentan nuestro riesgo de demencia.

Grabación: En tu libro, hablas de alimentos que estimulan nuestra función cognitiva. ¿Cuáles son los principales alimentos para el cerebro que las personas deberían incorporar en su dieta?

Dr. Mosconi: Aquí están mis principales alimentos para el cerebro:

-Caviar contiene una mezcla única de nutrientes que son perfectos para el cerebro, que incluyen grasas omega-3 (imprescindibles para el cerebro), colina (una vitamina B necesaria para crear recuerdos), vitamina B6 y B12 (necesarias para apoyar el sistema nervioso), minerales como el hierro y el magnesio (necesarios para la sangre y los tejidos sanos) y una buena cantidad de proteína combinada con potentes antioxidantes como la vitamina A, la vitamina C y el selenio. [Debido a que] el caviar [puede ser] caro, el pescado graso sería mi alternativa recomendada, especialmente el salmón de Alaska [y] la caballa, el pescado azul, las sardinas [y] las anchoas [para obtener los] omega-3 que su cerebro necesita.

- Verduras de hojas verdes oscuras [como] espinacas, acelgas, hojas de diente de león [y] col rizada [están] llenas de vitaminas, minerales, fibra y nutrientes que combaten enfermedades necesarios para un sistema nervioso saludable.

- Bayas (especialmente moras, arándanos, fresas, frambuesas, pero también cerezas oscuras, bayas de goji y moras) están repletas de antioxidantes que ayudan a mantener la memoria aguda a medida que envejece. [También proporcionan] glucosa, la principal fuente de energía para el cerebro. pero tienen un índice glucémico bajo [y] ayudan a regular los niveles de azúcar.

-Aceite de oliva virgen extra (AOVE) y aceite de linaza están cargados de nutrientes anti-envejecimiento como omega-3 y vitamina E. El AOVE también es rico en grasas monoinsaturadas, un tipo que es bueno para el corazón, y lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro.

- Cacao crudo es rico en teobromina, un poderoso antioxidante conocido por apoyar el envejecimiento celular y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Sus efectos son similares a los de la cafeína, ya que ambos son vasodilatadores y mejoran el flujo sanguíneo al cerebro (excepto que el cacao no te dará nerviosismo). Puede usar cacao crudo para hacer té de cacao o en sus batidos. El chocolate negro con un contenido de cacao del 80% o más también es rico en teobromina y antioxidantes naturales. Además, el chocolate te hace feliz. Todos los días tomo un pequeño trozo de chocolate negro de alta calidad, como 85% o 90% oscuro.

-Agua [también es importante]. Más del 80% del contenido del cerebro es agua. Cada reacción química que tiene lugar en el cerebro necesita agua, especialmente la producción de energía. El cerebro es tan sensible a la deshidratación que incluso una mínima pérdida de agua puede causar síntomas como confusión mental, fatiga, mareos, confusión y, lo que es más importante, encogimiento del cerebro. La longevidad y el bienestar de su cerebro dependen fundamentalmente del consumo de agua dura. Esto se refiere al agua corriente que tiene un alto contenido de minerales y electrolitos naturales. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el agua que beben no es en realidad "agua".

Grabación: ¿Cuál es tu bocadillo favorito para estimular el cerebro?

Dr. Mosconi: Me encantan las manzanas. Sin embargo, cuando estoy en la oficina, traigo una mezcla de frutos secos casera [hecha con] frutos secos, nueces y semillas de mayor calidad. [Está] repleto de nutrientes esenciales para el cerebro que provienen de las bayas de goji, nueces de Brasil, nueces, semillas de cacao, pistachos, corazones de cáñamo y más. Además, bebo mucha agua de rosas durante todo el día, que es muy antiinflamatoria.


7 de 11

Maní y mantequilla de maní

Aunque ambos tienen un alto contenido de grasa, el maní y la mantequilla de maní tienden a ser una fuente de grasas saludables. Y también están llenos de vitamina E.

Ambos alimentos pueden ayudar a mantener el corazón y el cerebro sanos y funcionando correctamente. Otras buenas opciones son las almendras y las avellanas.

& ldquoHay una muy buena investigación de que las dietas con alto contenido de grasas saludables, bajas en grasas saturadas y grasas trans, y ricas en cereales integrales, verduras de hoja verde y frutos secos son buenas para el cerebro y el corazón & rdquo, dice Maria C. Carrillo, PhD, director senior de relaciones médicas y científicas de la Alzheimer & rsquos Association, con sede en Chicago.


12 alimentos para estimular la función cerebral

Los alimentos que comemos pueden tener un gran impacto en la estructura y la salud de nuestro cerebro. Consumir una dieta que estimule el cerebro puede apoyar la función cerebral tanto a corto como a largo plazo.

El cerebro es un órgano que consume mucha energía y utiliza alrededor del 20 por ciento de las calorías del cuerpo, por lo que necesita una buena cantidad de combustible para mantener la concentración durante todo el día.

El cerebro también requiere ciertos nutrientes para mantenerse saludable. Los ácidos grasos omega-3, por ejemplo, ayudan a construir y reparar las células cerebrales, y los antioxidantes reducen el estrés celular y la inflamación, que están relacionados con el envejecimiento cerebral y los trastornos neurodegenerativos, como la enfermedad de Alzheimer.

Este artículo explora la evidencia científica detrás de 12 de los mejores alimentos para el cerebro.

Share on Pinterest El pescado azul contiene omega-3 que puede ayudar a mejorar la salud del cerebro.

El pescado azul es una buena fuente de ácidos grasos omega-3. Los omega-3 ayudan a construir membranas alrededor de cada célula del cuerpo, incluidas las células del cerebro. Por lo tanto, pueden mejorar la estructura de las células cerebrales llamadas neuronas.

Un estudio de 2017 encontró que las personas con altos niveles de omega-3 tenían un mayor flujo sanguíneo en el cerebro. Los investigadores también identificaron una conexión entre los niveles de omega-3 y una mejor cognición o habilidades de pensamiento.

Estos resultados sugieren que comer alimentos ricos en omega-3, como el pescado azul, puede estimular la función cerebral.

Ejemplos de pescado azul que contienen altos niveles de omega-3 incluyen:

Las personas también pueden obtener omega-3 de la soja, las nueces, la linaza y otras semillas.

El chocolate negro contiene cacao, también conocido como cacao. El cacao contiene flavonoides, un tipo de antioxidante.

Los antioxidantes son especialmente importantes para la salud del cerebro, ya que el cerebro es muy susceptible al estrés oxidativo, que contribuye al deterioro cognitivo relacionado con la edad y a las enfermedades cerebrales.

Los flavonoides del cacao parecen ser buenos para el cerebro. Según una revisión de 2013, pueden estimular el crecimiento de neuronas y vasos sanguíneos en partes del cerebro involucradas en la memoria y el aprendizaje. También pueden estimular el flujo sanguíneo en el cerebro.

Algunas investigaciones también sugieren que el componente flavonoide del chocolate puede revertir los problemas de memoria en los caracoles. Los científicos aún tienen que probar esto en humanos.

Sin embargo, un estudio de 2018 en humanos también respalda los efectos estimulantes del cerebro del chocolate amargo. Los investigadores utilizaron métodos de imágenes para observar la actividad en el cerebro después de que los participantes comieran chocolate con al menos un 70 por ciento de cacao.

Los investigadores concluyeron que comer este tipo de chocolate amargo puede mejorar la plasticidad cerebral, que es crucial para el aprendizaje, y también puede proporcionar otros beneficios relacionados con el cerebro.

Al igual que el chocolate negro, muchas bayas contienen antioxidantes flavonoides. La investigación sugiere que estos pueden hacer que las bayas sean un buen alimento para el cerebro.

Los antioxidantes ayudan a reducir la inflamación y el estrés oxidativo. Los antioxidantes en las bayas incluyen antocianina, ácido cafeico, catequina y quercetina.

Una revisión de 2014 señala que los compuestos antioxidantes en las bayas tienen muchos efectos positivos en el cerebro, que incluyen:

  • mejorar la comunicación entre las células del cerebro
  • reducir la inflamación en todo el cuerpo
  • aumentar la plasticidad, lo que ayuda a las células cerebrales a formar nuevas conexiones, impulsando el aprendizaje y la memoria
  • Reducir o retrasar las enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad y el deterioro cognitivo.

Las bayas ricas en antioxidantes que pueden mejorar la salud del cerebro incluyen:

Comer más nueces y semillas puede ser bueno para el cerebro, ya que estos alimentos contienen ácidos grasos omega-3 y antioxidantes.

Un estudio de 2014 encontró que una mayor ingesta general de nueces estaba relacionada con una mejor función cerebral en la vejez.

Los frutos secos y las semillas también son fuentes ricas en vitamina E antioxidante, que protege a las células del estrés oxidativo causado por los radicales libres.

A medida que una persona envejece, su cerebro puede estar expuesto a esta forma de estrés oxidativo y, por lo tanto, la vitamina E puede contribuir a la salud del cerebro en la vejez.

Una revisión de 2014 encontró que la vitamina E también puede contribuir a mejorar la cognición y reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Las nueces y semillas con las mayores cantidades de vitamina E incluyen:

La exploración completa de los efectos de la vitamina E en el cerebro requerirá más investigación.


Recetas estimulantes para el cerebro

Repletas de nutrientes para ayudarlo a sentirse más concentrado, renovado y alerta, las recetas estimulantes del cerebro de Good Food le darán a su materia gris algo de cariño.

Brócoli con hierbas

Anima un plato de brócoli con un par de ingredientes italianos

Tortellini con pesto y brócoli # 038

Ensalada de pasta rápida con sabores mediterráneos, perfecta para almuerzos para llevar

Tortilla de espinacas española

Las sobras de esta sabrosa tortilla son perfectas para el almuerzo de mañana, para la oficina o la lonchera de los niños.

Huevos al horno con espinacas y tomate # 038

Un plato rústico con una deliciosa combinación de sabores y solo cuatro ingredientes, prueba a prepararlo para el brunch

Sopa de espárragos

Una sopa de verduras súper verde y súper sabrosa con algunos ingredientes simples, que incluyen espinacas y chalotes.

Espárragos a la plancha

Una verdura especial, rápida y fácil de preparar para una cena de pollo asado

Tazón de desayuno de vainilla y almendra chía

Esta olla de avena llena de fibra es similar a un bircher. La combinación de gachas de avena, arándanos, yogur, semillas y nueces lo mantendrá lleno por más tiempo.

Berry Bircher

Avena de la noche a la mañana que son bajas en grasa y que tardan 5 minutos en prepararse. Empaque su desayuno con frambuesas congeladas, yogur biológico y semillas de lino doradas para comenzar el día de manera deliciosa y saludable.

Ensalada de calabaza, naranja y cebada # 038

Esta ensalada otoñal llena de sabor tiene un toque picante y es mejor comerla de inmediato


Recetas de postres inteligentes para el cerebro

Hay formas saludables de apaciguar a los golosos y nutre tu cerebro.

Estas recetas evitan el azúcar y usan edulcorantes más saludables como miel, stevia y jarabe de arce con moderación.

Cuando comienza con deliciosos ingredientes básicos como bayas frescas, chocolate amargo y leche de coco, no necesita mucho edulcorante agregado para hacer postres que sean agradables y satisfactorios.

41. Crumble de arándanos frescos

arándanos, harina de almendras, nueces, aceite de coco

42. Pot de Creme de Chocolate y Frambuesa

chocolate negro, huevos, leche de coco, frambuesas

43. Helado de arándanos y romero

leche de coco, arándanos, romero, huevos

44. Jaden & # 8217s Flan

45. Mousse de chocolate y leche de coco

leche de coco, cacao en polvo, chocolate amargo

46. ​​Fudge de nueces crudas

cacao en polvo, aceite de coco, nueces, mantequilla de almendras

47. Pastel de chocolate con coco

harina de almendras, almendras, chocolate amargo, coco rallado, leche de coco, huevos

48. Galletas de chocolate con aguacate y plátano

aguacate, chocolate amargo, cacao en polvo, huevos

49. Pudín de chocolate amargo cetogénico

chocolate negro, leche de coco, canela


15 alimentos para el cerebro para el estudio y la memoria

Piense en su cerebro como el centro de control de su cuerpo. Controla su capacidad para sentir, hablar, pensar, oír e incluso respirar.

Dado que este súper órgano hace tanto, no es de extrañar que requiera una tonelada de energía para que todo funcione sin problemas. De hecho, según una investigación de 2011, su cerebro usa el 20 por ciento de las calorías de su cuerpo. Ese es un presupuesto de energía bastante grande para un órgano que representa solo el 2 por ciento de su peso corporal.

A menos que su cerebro esté en modo de inanición, su principal preferencia de combustible es la glucosa (un azúcar simple y un componente de los carbohidratos). Entonces, lo que come directamente proporciona la fuente de energía primaria de su cerebro.

Además, existe evidencia científica de una gran conexión entre su intestino y su cerebro (el eje intestino-cerebro), que afecta la salud del cerebro.

Hay varios nutrientes que afectan positivamente las vías neurales:

Si bien no existe un alimento mágico que de repente lleve el poder de tu cerebro de 0 a 60 de la noche a la mañana, algunos alimentos pueden ayudarte a concentrarte en el momento. Si está buscando preparar su cerebro para tareas futuras, también querrá nuestros consejos sobre qué alimentos agregar a su rotación regular de comidas.

Desglosaremos qué alimentos tienen un alto contenido de los nutrientes enumerados anteriormente y cómo pueden encajar en su plan para las semanas de exámenes, la concentración a largo plazo y los momentos en los que necesita un impulso cerebral. como ahora.

Compartir en Pinterest Guille Faingold / Stocksy United

La mayoría de las investigaciones sobre alimentos para aumentar la capacidad cerebral se han centrado en períodos de tiempo de varias semanas a varios meses. Esto significa que puede ser más difícil encontrar una solución rápida.

Pero si está buscando algunos alimentos para el cerebro para estudiar, pasar la noche o trabajar muchas horas, todavía hay esperanza.

Discutiremos algunos nutrientes y adaptógenos que podrían ayudarlo a aumentar la concentración para potenciar esa sesión de estudio.

1. Café

Pero primero Café. La cafeína puede parecer una obviedad (juego de palabras intencionado) antes de una larga sesión de estudio o un día de trabajo. Las investigaciones sugieren que cantidades moderadas (de 75 a 250 miligramos) de cafeína pueden afectar positivamente el estado de alerta y la concentración mental, incluso cuando tiene sueño.

Sin embargo, querrás limitar la cantidad de café que bebes. Los estudios sugieren que consumir demasiado (4 a 5 tazas al día, que son aproximadamente 400 miligramos) puede causar nerviosismo, alteraciones del sueño y otros efectos negativos.

Y si tiene menos de 18 años, reduzca el límite aún más, a 100 miligramos por día, ya que demasiado podría provocar efectos secundarios desagradables.

Consejo profesional: Si comienza a sentirse nervioso, espere unas horas y coma algo sabroso. ¿No puede dejar de dormitar? ¡Prueba una siesta de café!

2. Té verde

El té verde tiene dos componentes que podrían ayudar a aumentar el poder cerebral. Además de la cafeína, el té verde contiene L-teanina, un aminoácido conocido por ayudar a controlar el estrés y mejorar el rendimiento cerebral.

Mejor aún, según una investigación de 2001, los efectos de la L-teanina se pueden sentir en tan solo 30 minutos.

Consejo profesional: Ve por el matcha. Contiene aproximadamente el doble de L-teanina que el té verde normal y también es más alto en cafeína que aumenta el estado de alerta. Por lo tanto, tomar un café con leche matcha mientras estudia puede ayudarlo a aumentar su atención.

3. Maca

En Perú, la maca se usa tradicionalmente en las escuelas para mejorar el desempeño de los estudiantes. Mucha de la evidencia en torno a esto es anecdótica, pero bueno, ¡el efecto placebo también puede ser poderoso!

Según una revisión de 2012, los estudios en animales han relacionado la maca con una mejor memoria y aprendizaje. Y algunas investigaciones en humanos han sugerido que tomar maca a largo plazo puede ayudar a mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía.

4. Chocolate negro

Si le gustan los dulces mientras estudia, busque chocolate, pero asegúrese de que sea chocolate amargo. Los estudios sugieren que los productos de chocolate amargo y cacao pueden tener efectos positivos en la función cerebral. Investigaciones anteriores también han encontrado que comer chocolate puede ayudar a reducir la fatiga mental.

¿Se acerca una semana de exámenes? ¿Estás trabajando en un proyecto que parece no acabar nunca? Te escuchamos y estos alimentos están ahí para ti.

5. Bayas

Las bayas serán tus mejores amigas para aumentar el poder del cerebro y la memoria. Las bayas son ricas en compuestos flavonoides llamados antocianinas, que aumentan el flujo sanguíneo al cerebro.

Los flavonoides también pueden apoyar la memoria y el aprendizaje: un estudio de 2019 en 40 adultos jóvenes encontró que beber un batido de bayas mezcladas ayudó a aumentar la precisión y los tiempos de respuesta en varias pruebas durante un período de 6 horas. Tenemos más de 50 recetas de arándanos, si necesita inspiración.

6. cúrcuma

La cúrcuma, la poderosa especia antiinflamatoria dorada, se ha relacionado con una mejor memoria y función cerebral. En un ensayo de 2018, los participantes que tomaron 90 miligramos de curcumina dos veces al día durante 18 meses tuvieron una mejora del 28 por ciento en el rendimiento en las pruebas de memoria en comparación con los que tomaron un placebo.

Consejo profesional: Se sabe que la curcumina tiene baja biodisponibilidad (lo que significa que su cuerpo no la absorbe fácilmente), por lo que es mejor que use suplementos que dependa de la especia para obtener estos beneficios. Si la cúrcuma ya es un ingrediente diario para ti, recuerda agregar un poco de pimienta negra, que ayudará a tu cuerpo a absorber la curcumina.

7. Semillas de calabaza

Si bien no se han realizado estudios sobre los efectos directos de las semillas de calabaza en la función cerebral, son una rica fuente de micronutrientes que están relacionados con la salud, el aprendizaje y la memoria del cerebro. Si tiene poco hierro, zinc, magnesio o cobre, puede ser útil comer semillas de calabaza mientras estudia.

Las semillas de calabaza también contienen antioxidantes, que algunos estudios en animales sugieren que pueden ayudar a mejorar la memoria.

8. Cítricos

Los flavonoides de los cítricos pueden ayudar a proteger las células nerviosas de lesiones. Un pequeño estudio de 2016 en adultos jóvenes encontró que beber un jugo rico en flavonoides ayudó a mejorar el flujo sanguíneo.

Los participantes que bebieron el jugo también se desempeñaron significativamente mejor en una prueba llamada Prueba de Sustitución de Símbolo de Dígito, que evalúa la función cognitiva. No se observaron otras diferencias en las pruebas de comportamiento.

Y en un estudio de 2015, los adultos mayores que bebieron jugo de naranja rico en flavanona durante 8 semanas vieron una mejora en los resultados en una prueba de función cerebral.

Prueba a preparar uno de nuestros batidos cítricos favoritos.

9. Huevos

Los huevos son todo lo que se cree que son para la salud del cerebro. Son ricos en vitamina B12, colina y selenio, todos los cuales apoyan la memoria y la salud y el rendimiento del cerebro. Empiece el día con los mejores huevos revueltos de todos los tiempos.


12 alimentos que mejorarán la salud del cerebro y mantendrán su memoria aguda

Se ha demostrado que reducen el riesgo de Alzheimer. y demencia.

Si realmente está comiendo de manera saludable, los alimentos que elige a la hora de comer están haciendo mucho más que simplemente mantener su cintura y mdash, están construyendo músculos en todo el cuerpo, incluidos los del cerebro. ¿Sabías que el cerebro también necesita calorías para funcionar? Según el comentario científico presentado en el Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, el cerebro solo puede utilizar alrededor del 20% de la ingesta total de calorías del cuerpo durante el día. Pero, ¿cómo se alimenta el cerebro exactamente? Se trata de elegir ingredientes saludables que también se ha demostrado que mejoran las funciones cognitivas holísticas, incluida la concentración, las habilidades motoras y la capacidad de recordar nuestros recuerdos a lo largo del tiempo.

Es posible que note un aumento en su concentración y productividad durante la jornada laboral después de agregar estos 12 alimentos a la rotación regular en su cocina. Pero a largo plazo, los ingredientes ricos en nutrientes como estos alimentos básicos hacen el trabajo pesado de apoyar la función cerebral a largo plazo a medida que envejecemos. Estos alimentos básicos y mdash que incluyen de todo, desde pescado magro hasta opciones aptas para refrigerios como mantequilla de almendras y mdash, están repletos de nutrientes, incluidos antioxidantes que combaten la inflamación y ácidos grasos omega-3 que pueden ayudar a fomentar el crecimiento de las células cerebrales con el tiempo. Sus perfiles nutricionales pueden ayudar a compensar el estrés con el tiempo, que se sabe que aumenta el riesgo de trastornos neurodegenerativos, incluida la enfermedad de Alzheimer.

Siga mientras compartimos 12 ingredientes poderosos que las investigaciones sugieren que pueden mantener todo su cuerpo, incluido el cerebro, en plena forma a medida que envejece.

Las nueces y las mantequillas de nueces son la mejor fuente de vitamina E, un antioxidante crucial para la protección contra la degradación celular, que está asociada con la enfermedad de Alzheimer. Además, dado que las nueces tienen un alto contenido de grasas monoinsaturadas y fibra, son muy abundantes. Las almendras también tienen un alto contenido de calcio, magnesio y potasio, y ayudan a estabilizar la presión arterial, que es importante para mejorar la salud del cerebro.

La fruta está llena de ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E, ambos beneficiosos para la salud del cerebro. Intente agregar aguacates a sus ensaladas favoritas o como ingrediente secreto para hornear: puede cambiarlo por mantequilla en muchas recetas tradicionales por pasteles y panes. Solo recuerde que aunque el aguacate tiene un alto contenido de grasas saludables, aún tiene más calorías que otras frutas (un cuarto de aguacate tiene aproximadamente 60 calorías).

La mayoría de las nueces proporcionan una gran cantidad de proteínas de origen vegetal y grasas saludables para masajear las arterias con el tiempo, pero las nueces son particularmente conocidas por su impulso cognitivo. El ácido alfa-linolénico (conocido como ALA) es uno de los principales ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en las nueces y es conocido por sus efectos cardiovasculares, así como por su capacidad para alimentar la mente. In fact, a recent study issued by the University of California Los Angeles linked higher walnut consumption to improved cognitive test scores.

Any food that is orange is good for both heart and brain health, mostly due to the antioxidants found in carotenoids (the orange pigment). Since butternut squash is low-calorie but high in fiber, it's also a weight-loss ally. This is especially important since being overweight and obese is considered a risk factor for Alzheimer's and cognitive decline.

Just like brightly colored vegetables, vibrant fruits are also rich in nutrients due to natural plant pigments known as flavonoids. Not only do flavonoids give berries their distinctive hue, but recent research suggests that flavonoid-rich berries can help you maintain (or improve!) cognitive function as you age.

Cruciferous veggies are anti-inflammatory- and antioxidant-rich, and are full of vitamin C, selenium, folate, and potassium &mdash all of which are linked to lowering your risk of cognitive decline. Cauliflower provides us with additional vitamin K, which is necessary for blood clotting and bone-mineral density. Plus, since cruciferous veggies contain a compound called glucosinolates, they can help protect your blood vessels. They eliminate harmful carcinogens from affecting DNA that could ultimately lead to cognitive decline.

It's rich in vitamin D (50% of your daily value), vitamin B12 (20%) and vitamin B6 (25%), which makes it a smart choice when cooking at home or dining out. Plus, B12 (which is important for cognitive function) can only be found in animal products, so eating a lower calorie, heart-healthy choice like fish is typically your best bet for maximum health benefits.

Beans and legumes are rich in important B-vitamins, specifically the neuro-protectors folate and B6. Folate is especially important because it's responsible for the conversion of homocysteine into the amino acid methionine, which helps regulate your liver. High levels of homocysteine have been linked with an increased risk of Alzheimer's, meaning eating enough folate is crucial for lowering your risk.

The main compound in curry &mdash turmeric &mdash has been linked to major protective benefits against cognitive decline. In fact, research published in Stem Cell Research & Therapy has shown that individuals who had only occasionally consumed curry (about once a month) still performed better on standardized tests than those who reported rarely or never ate curry. Need more proof? Older adults in India are much less likely (4.4 times less as of 2008) to develop Alzheimer's than those in the United States.

Whole grains like barley are rich in B-vitamins as well as fiber, which can also help lower cholesterol and improve brain health. Research has linked B-vitamins (like B6, B12, and folate) to reducing risk of cognitive decline due to potential memory boosting benefits.

Choose barley in place of white rice or pasta when choosing grains, or for the gluten-free: Buckwheat is a complete protein (meaning it has all eight essential amino acids) and is also rich in soluble fiber.

Green tea has been consumed for thousands of years, and is known for its cancer-fighting properties. Many of the benefits of green tea come from a specific polyphenol known as EGCG. Un estudio reciente publicado en la revista Phytomedicine also suggests that green tea plays a role in benefitting memory, attention, and brain function.

Coffee packs a two-for-one nutritional punch when it comes to cognition. Previous studies point to the protective effects of moderate caffeine intake on cognitive decline, and general stimulation of the central nervous system. Even more studies have previously illustrated that this is actually a dose response. In other words, the more caffeine you drink the better off you are.

But be careful: Cognitive decline has also been linked to poor sleep habits, so if you're particularly sensitive to caffeine, it's best to make sure you are not drinking coffee too late in the day.


Brain-boosting recipes

Packed with nutrients to help you feel more focused, refreshed and alert, Good Food's brain-boosting recipes will give your grey matter some TLC.

One-pan salmon with roast asparagus

For an easy side dish to complement a spring roast, just cook this recipe without the salmon

Salmon & spinach with tartare cream

Ever-versatile salmon is as popular on our shopping lists as chicken. Make the most of it with this impressive recipe

Basque-style salmon stew

Heart-healthy salmon tops this simple one-pot which will help towards your five-a-day

Sardines & watercress on toast

A low-fat lunch that's high in omega 3. You could use any oily fish if you don't have sardines

Salsa spaghetti with sardines

Storecupboard canned fish is a convenient source of omega-3 oils. Serve with wholewheat pasta, tomatoes, olives, onions and chilli

Spiced lamb kebabs with pea & herb couscous

These peppery paprika lamb skewers are barbecue friendly. Serve with a vegetable couscous flavoured with mint and coriander

Lamb dopiaza with broccoli rice

Simple and delicious, this low-fat curry is full of good-for-you ingredients, including lean lamb, prebiotic onions and fibre-rich lentils

Turmeric smoothie bowl

Full of warming and nourishing ingredients, this creamy breakfast bowl can be ready in just 10 minutes

Turmeric pilau with golden onions

This side dish can be part-cooked in the kitchen, then quickly tossed together in a wok over the coals on the barbie

Tikka-style fish

Perfect for the barbecue - but don't let that stop you using the oven if the typical English weather arrives - use whichever fish you prefer

Chickpeas with tomatoes & spinach

For a great night in, whip up this warming meal, serve with a bit of naan and get comfy on the sofa

Spicy yogurt chicken

Try a spicy twist with your chicken - this dish works well hot or cold - it's also a good source of iron

Lamb cooked with tomatoes & aromatic spices

This is called Kashmiri tamatari ghosht and is a traditional favourite, especially served with Indian bread and basmati rice

Pear & blueberry breakfast bowl

A brunch-friendly oat and fruit bowl with yogurt and crunchy seeds - pack in 2 of your 5-a-day in the morning

Orange & blueberry Bircher

Soaking oats and seeds overnight makes them easily digestible. Add in the fruit and you've got a nutritious start to the day with the right kind of fats, fibre, vitamins and minerals


The best brain-boosting food for kids—and how to get them to eat it

Nutrition is crucial for brain development, but kids aren't clamoring to eat fish and wheat germ. Here's how to close the brain food gap.

Like many parents, I want to raise smart kids who reach their full potential. But as a pediatric nutritionist and mom, I know that parents face a reality that's hard to deny: While certain foods with nutrients like omega-3 DHA, choline and iron help promote brain development, the truth is young children aren't eager to eat these foods.

Why is food important for brain development?

It is well-known that food, and the nutrients it contains, helps the brain develop, grow and function. During infancy and the first 1,000 days, the brain is rapidly growing, laying the scaffolding and blueprint for information transmission, memory and learning.

We can see babies and young toddlers practically morph before our eyes in everyday, simple things like purposeful movement and language development. As kids get older, their social skills blossom in the pre-school years and they engage in formal learning at school. During the teen years, the pruning phase begins, where under-utilized connections in the brain are naturally cut back, allowing the important and frequently used pathways to be honed and refined. It's no surprise the teen years are full of impulse, experimentation and surprises!

From birth to young adulthood, nutrition is a key component in brain growth, development and health.

What is brain food?

Certain nutrients are especially helpful to the developing brain and its functions during childhood. The foods that serve these nutrients in appreciable levels are what I call "brain foods."

For example, breast milk is a brain food for babies—and so is infant formula, as it is formulated to match breast milk as closely as possible. It is rich in fat and supplies many nutrients, such as protein, iron and DHA, required for brain development.

Fatty fish, like salmon, is another example of brain food, as it is a source of omega-3 fatty acids and protein.

Other nutrient-dense foods for the brain include:

  • Arándanos
  • Olives and olive oil
  • Nuts and nut butter
  • Pez
  • Avocado
  • Huevos

As children grow, however, their food choices become central to their brain health and cognitive abilities.

Which nutrients benefit kids' brains?

It's important to take a holistic view of nutrition for the brain, as research suggests focusing on one single nutrient to the exclusion of others may undermine its functioning. The fact is, many nutrients benefit the brain and they actually interact with each other to help the brain function optimally.

That said, we do know certain nutrients in particular are star players in the area of brain development and health in children. Understanding them can help you select a healthy diet for your child.

Omega-3 fatty acids, especially DHA and EPA, help deliver oxygen to the brain, enhance blood flow, slow aging and may impact brain size. For kids, this may translate to better focus and improved reading skills in the classroom, and for younger children, improved learning ability and impulse control.

Choline helps the memory center in the brain develop, particularly during the first six years of life, which is especially important for learning.

Protein, iron and zinc are needed for brain growth from an early age. Luckily, these nutrients are found together in beef, dark meat poultry, beans and certain grains. A deficiency in iron in infancy, for example, has been associated with a long term cognitive impact on children.

And the list goes on. You can count on folate, iodine and vitamins A, D, E and B complex to be involved in healthy brain development, as well as lutein and zeaxanthin, which help your child's visual development and may support cognitive growth.

The brain food gap + what kids really eat

Many of the nutrients important for brain health are found in foods such as fish, avocado, eggs, olives and nuts. Not the starches and sweet treats kids beg to eat.

A child's typical diet may create a nutritional gap for certain nutrients critical for brain health. A "gap" is created when the actual consumption of a nutrient falls short of the recommended intake.

For example, the target intake for DHA in kids between 6 and 10 years old is 200-250 mg per day of EPA and DHA (these are packaged together in food and supplements), yet intake studies suggest kids get less than half of this, averaging about 100 mg DHA per day.

This is due, in part, to children not eating the recommended two servings of fish per week (6-8 ounces per week for children aged 2-6 years 8-12 ounces per week for children 6 years and older).

Solving the brain food gap

While it's simple to say "eat more fish," or "serve more eggs or nuts," the reality is, this isn't easy to execute. Kids can be fussy about food, refuse to eat fish or have a food allergy, preventing them from eating those foods which can be helpful to their brain development.

Of course, families can offer foods rich in brain nutrients to improve their overall diet. Target the following foods to boost brain health:

  • Offer walnuts, seeds, fatty fish, olive and other plant oils to add omega-3 fatty acids to the diet. Remember to crush nuts to avoid a choking hazard.
  • Find ways to offer eggs, meat, dark green leafy vegetables like spinach, and high fiber grains to target protein, choline, iron and zinc. Scramble eggs with spinach and top with cheese. Or, use a slow cooker to prepare beef or poultry to maximize tenderness shred meat for easier eating.
  • Dairy products are a good source of protein and vitamins A, D and B12. New food products, like Brainiac Kids yogurt and applesauce, offer nutrients including omega-3 DHA, EPA, ALA, and choline to help close the nutritional gap. Use it as a side for breakfast or lunch, or a morning or afternoon snack option.
  • Nuts, nut butters, avocado, seeds, vegetable oils and wheat germ offer up vitamin E. Spread a thin layer of nut or seed butter onto bread, bagels or crackers. Add wheat germ to oatmeal or smoothies.
  • Fortified foods such as cereals, breads, eggs and milk have enhanced sources of iron, zinc, folate, DHA, EPA and other nutrients. Ready-to-eat cereal is versatile. Serve it for breakfast, as a snack or in a pinch, dinner.

And don't forget positive feeding strategies—they can work magic with young kids, too:

  • Create fun names for fish and seafood, such as "pink fish" for salmon or "looney-tuny" for tuna.
  • Choose colorful foods such as fruits and vegetables, and cut them into bite-size shapes or "fingers" to entice interest in eating.
  • Allow kids to serve themselves and make their plate from the prepared foods for the meal.
  • Don't be bland: Add spices, seasonings and other flavors to foods. Believe it or not, young kids do like flavorful food.
  • Put dressing and dips on the side young children love to experiment with dip!

While there isn't a magic food, single nutrient or specific feeding strategy that will guarantee a superior IQ, making an effort to include a variety of nutrient-rich foods in your child's diet will support brain development and support future learning.


Ver el vídeo: PRESENTACIONES POWERPOINT profesionales y creativas (Agosto 2022).